La crueldad infantil como metáfora de la tiranía.

El caballo de dos piernas, cuenta la historia de dos niños que se ven condenados a hacerse compañía. El uno, aquejado de un retraso mental, presta las piernas al otro, víctima de una mina antipersona, quien a su vez sirve de guía al primero

Los dos protagonistas son auténticos mendigos de las calles de Afganistán –donde Makhmalbaf se vio obligada a rodar porque en Irán se lo habían prohibido—. Con la elección del mayor, quien ejerce de caballo, consiguió mostrar a un personaje sumiso y resignado, cuyos exabruptos de sinceridad le sirven de poco para salir de su situación.

El pequeño, el jinete, convertido en un tirano por sus propias desgracias, es alguien que no siente piedad alguna por el otro, si bien lo considera su amigo.

El caballo de dos piernas’ puede entenderse como una metáfora del poder, pero también como un estudio de la psicología de la sumisión y de las relaciones de dependencia, como una muestra de la situación de pobreza en la que viven muchos seres humanos. A pesar de la crudeza de lo que cuenta y de lo escasa que resulta su progresión narrativa, no es tan desagradable como puede sonar con la lectura de cualquier sinopsis o con la visión de alguna de sus imágenes.


El caballo de dos piernas 1/2


El caballo de dos piernas 2/2




Comenta

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Garabatos - Siempre Solo - Powered by Blogger - Designed by Siempre Solo -